A cualquier arte u oficio es un deber de reconocer a los que te preceden, por memoria y respeto, pero también para aprender de su experiencia. Porque aunque a veces lo olvidamos, a menudo obligados por el ritmo de la producción cinematográfica y audiovisual, las artes y los oficios se nutren de la maestría de cada generación y sus aportaciones, todas valiosas.

Por eso es importante mantener la maestría del oficio y luchar contra las condiciones precarias de producción, que cada vez más a menudo se imponen, como por ejemplo prescindiendo del ayudante de montaje.

Es difícil conservar el vínculo entre los nuevos profesionales y los más grandes (de edad pero no de espíritu!). Algunos hemos tenido la suerte de poder tenerlos como docentes (Ernest Blasi, Anastasi Rinos, Fernando Pardo) pero otros han quedado en un olvido injusto.

BIOGRAFÍA ELENA JAUMANDREU

Es el caso de la montadora Elena Jaumandreu, de carrera fulgurante pero que quedó descabezada demasiado pronto. Gracias a las gestiones y el entusiasmo contagioso de Joan Marimón, maestro de varias generaciones de montadores surgidos del Centro Calassanç y el ESCAC, hemos podido recuperar a esta mujer maravillosa y montadora mítica.

Uno de los objetivos de AMMAC es recuperar esta memoria y rendir homenaje a estos profesionales que nos precedieron en nuestro estimado y maravilloso oficio. Por eso una de las primeras decisiones de la actual junta de la AMMAC ha estado proponer a la Asamblea general nombrarla Socia de honor. La propuesta fue aceptada por unanimidad.

Otra alegría, en este último reconocimiento merecido por Elena, ha sido que la Academia del cine catalán la haya nombrado Miembro de honor 2019, en un acto celebrado este último 26 de Junio en la Casa Alegre de Sagrera, de Terrassa. En el acto se pasó un video de la montadora Ana Pfaff (premio Gaudí al mejor montaje por Verano 1993) como presentación del reconocimiento. En la misma entrega, han recogido también el premio Pequeño Disfrutó las actrices Carme Elias i Assumpta Serna, el cineasta Jordi Cadena, el director, actor y gestor cultural Hermann Bonnín y el exhibidor Pere Sallent.